¿Cómo impulsar una Ejecución de Excelencia para garantizar los Resultados Organizacionales?

pexels-pavel-danilyuk-8424580

Empresarios, Directivos y Gerentes de todo tipo de organizaciones me pregunta frecuentemente, ¿Por qué es tan difícil llevar a la práctica las Estrategias, Planes, Proyectos y general cualquier iniciativa que esté asociada directamente a logro de los principales resultados del Negocio?

Hay muchas razones que explican la brecha entre la Planificación y el logro de los Resultados. Una de ellas tiene que ver con la incapacidad del Equipo Gerencial de gestionar múltiples metas (muchas de ellas en bajo conflicto de recursos), y a la vez atender el día a día de sus respectivos departamentos. 

Esta capacidad es lo que denomina Gestionar el Torbellino, o atender sobre aspectos urgentes y dispersos, así como aspectos importantes y enfocados.

Definitivamente, implementar una Estrategia en medio del torbellino del trabajo cotidiano es muy difícil.

Sin embargo, existen un enfoque altamente efectivo que han ayudado a miles de Organizaciones en todo el mundo a enfrentar el torbellino y alcanzar resultados extraordinarios. El enfoque propuesto, está basado en adoptar 4 disciplinas claves, las cuales se resumen a continuación:

  • La Disciplina 1 le muestra cómo definir un objetivo. Para lograr una Meta Crucialmente Importante (MCI), hay que establecer un marco temporal medible, enfocado en la mejora de un nivel de performance crítico y en un tiempo definido.
  • La Disciplina 2 identifica actividades y métricas que ofrecen las mejores ventajas para lograr el cumplimiento de una Meta Crucialmente Importante (MCI). Se requieren tanto medidas de predicción, enfocadas en las acciones que afectan el resultado, así como medidas históricas que informan sobre el éxito de actividades pasadas.
  • La Disciplina 3 requiere de un Tableros de Resultados que muestren el desempeño alcanzado por los miembros de un equipo, en todo momento y con total claridad para saber cómo se está jugando y cuándo se está ganando.
  • La Disciplina 4 instaura la rendición de cuentas a través de juntas semanales llamadas reuniones de MCI, en las cuales prevalece el principio de simplicidad y se enfocan en reportar los avances alcanzados durante la semana previa, el impacto ejercido sobre la MCI y la definición de compromisos para el siguiente periodo semanal.

Estas disciplinas están fuertemente sincronizadas, de tal forma que constituyen un Sistema (4DX) para garantizar el logro de cualquier resultado deseado.

Leave a comment